¿Cómo es el mapamundi en realidad?

El mapamundi tal y como lo conocemos y al que estamos habituados, fue diseñado en 1569 por el cartógrafo belga Gerhard Kremer.

En el caso de la representación de Kremer, conocida como la proyección de Mercator, se exagera el tamaño de la tierras a medida que nos alejamos de la línea del Ecuador, provocando que  los países del Norte parezcan más grandes que los países del Sur. Es decir, los países más cercanos a los polos, como los países del norte de Europa, Rusia y Canadá, se les otorga un tamaño más amplio.

Por ejemplo, Groenlandia, con una superficie de 2,16 millones km², aparece con un tamaño parecido al continente Africano , con una superficie de 30,37 millones km²,cuando en realidad tiene un tamaño más semejante al del Congo (2,3 millones km²). Ocurre lo mismo con el caso de Alaska, con una superficie de 1,71 millones km², se representa con un tamaño similar al de de Brasil (8,51 millones km²).

En 1855, James Gall describe por primera vez una nueva representación, conocida hoy en día por la proyección Gall-Peters, la cual presenta una proporción real de tamaño entre las superficies de los distintos países del mundo.

Además, en la mayoría de proyecciones planetarias, aparece Estados Unidos, Canadá, Rusia y  Europa al norte del mapa. En cambio, los países de Sud América, África y gran parte de Asia se sitúan al Sur. El globo terráqueo no tiene una orientación definida por arriba y abajo o Norte-Sur.  Una vez más, es una representación que se le ha otorgado.

El mapa, es otro elemento de nuestra cultura que puede determinar nuestra forma de mirar al mundo. Cada representación del planeta tiene sus limitaciones,  y la elección de unas u otras determinarán sus funcionalidades.

Ser conscientes de la multiplicidad de opciones y de los intereses que haya detrás de unas o de otras, nos permite cultivar una mirada más crítica y relativista del mundo en el que  vivimos.

 

#Juntosmovemosconciencias

formación, mundo, reflexión, world